Cambodja. Un dia dels grans

Ahir -11 de febrer de 2014- va ser un dia dels grans. Un dia per escriure en majúscules. Sens dubte un dels importants en la meva dilatada història viatgera, que ja es remunta a quatre dècades. L’experiència l’he viscuda a Cambodja. Amb aquest país es veu que hi tinc alguna predisposició perquè me’n passin de grosses.

Imagen de jMestres

Bayon: la sonrisa de Jayavarman VII

Bayon: la sonrisa de Jayavarman VII

Angkor Thom: una interpretación del yacimiento

Trazar la historia del imperio jemer es una tarea difícil; a los escasos documentos escritos hay que añadir la falta de excavaciones que se han llevado a cabo en Indochina a causa de la inestabilidad política de la última mitad del siglo XX. La región del sudeste asiático ha sido un punto crucial de intercambio cultural desde la prehistoria. En el 138 a.C., el emperador Wu de la dinastía Han envió al famoso diplomático Zhang Qian a establecer una alianza entre China y el pueblo de los Yuezhi de Asia Central.

Imagen de vWalker

El parque arqueológico de Angkor Wat: sugerencias para el segundo día

El día comienza temprano en Siem Reap. Los turistas desayunan con las legañas pegadas mientras pasan las páginas de alguna guía, preparados para ver los primeros rayos de sol tras las cinco cúpulas de Angkor Wat. La elección del itinerario es una de las tareas más difíciles para el visitante, y marcará la experiencia del turista (ya sea para bien, o para mal).

Imagen de vWalker

Angkor: templos en la jungla

Ver las caras de arenisca del Bayon aparecer entre la espesura de la jungla es una de esas cosas que hay que hacer una vez en la vida. Más de seis siglos de abandono han transformado la piedra en un ente vivo que respira musgo y da vida a árboles gigantes de troncos blancos que nos recuerdan que la naturaleza siempre termina reclamando lo que hacen los hombres. Hace ochenta años, tan sólo unos privilegiados podían visitar las ruinas y disfrutar de una estancia de lujo en el fabuloso Grand Hotel D'Angkor.

Imagen de vWalker
Distribuir contenido Suscribirse a Bayon