Lecciones de la crisis libia

 

La crisis en Libia está lejos de resolverse, pero los casi dos meses transcurridos desde el inicio de la protesta popular contra el régimen autoritario del coronel Muamar Gadafi permiten ya extraer algunas lecciones sobre la estrategia político-militar de la Unión Europea (UE) que pueden ser extrapolables a otras crisis internacionales.

Imagen de eOliveras

La UE, prisionera de sus negocios con Gaddafi

 Al igual que ocurrió con Túnez y Egipto, la Unión Europea (UE) se encuentra prisionera de su actitud hasta ahora más que complaciente, e incluso servil, con el régimen autoritario libio del coronel Muammar Gaddafi. Si en el caso de Túnez y Egipto el respaldo diplomático europeo obedecía sobre todo a consideraciones políticas de contención de la teórica amenaza islamista, en el caso de Libia está determinado principalmente por intereses económicos.

Imagen de eOliveras

Europa no cuenta

 

 

Europa no cuenta. La prueba más palpable de ello es que el presidente norteamericano, Barack Obama, considere que la cumbre entre EEUU y Unión Europea (UE) prevista para primavera carece del suficiente interés como para mantenerla. Y no es de extrañar esa actitud, porque Europa se comporta como un súbdito de EEUU en lugar de hacerse respetar como una potencia internacional autónoma.

Imagen de eOliveras
Distribuir contenido Suscribirse a Ashton